Ana Pi

VÍDEO

AUDIO

Ana Pi Podcast

TEXTO

Ana Pi es artista, cantautora, ilustradora y como ella misma se define “un ser que se está buscando a sí misma. Un poco desequilibrada, caótica y a la que le gusta crear cosas”. De todas sus facetas (que son muchas), la pintura y la ilustración ganan a todas las demás.

Hace 2 años que empezó a considerarse a sí misma como ilustradora y se creó una cuenta de Intagram donde fue visibilizando su arte. En ella, no falta el contenido reivindicativo, tanto LGTBIQ+ como feminista, aunque de manera sutil: “ha ido surgiendo poco a poco, conforme he ido madurando. Según he ido creciendo yo en ese aspecto, se han ido desarrollando así las ilustraciones. Va un poco a la par”

Al hablar del papel de la ilustración en la coyuntura feminista en la que nos encontramos, para Ana es “súper importante, porque ahora mismo todo es visual. Se está extendiendo muchísimo y creo que es importante en algo que llega a tanta gente, poder meter esa puntita de feminismo, de avanzar”

En la entrevista hubo tiempo para hablar de las redes sociales, y en este tema también lo tiene bastante claro: “Lo de los seguidores es un arma de doble filo” y no se plantea cambiar su arte o sus obras para encajar en un sistema donde, aunque cada vez hay más cuentas a favor del feminismo y del activismo social, también proliferan aquellas que están en contra. Una guerra visual donde cada bando utiliza la ilustración para defender sus ideas.

Aunque a la hora de hablar de ilustración, a pesar de que es una disciplina que cada vez tiene más importancia y se valora más, no todo es positivo. A nivel laboral, en opinión de Ana, aún destacan las ofertas donde piden perfiles multidisciplinares casi imposibles: “Son muchas horas que se invierten en perfeccionar una técnica, en aprender un programa…Y eso no se valora. Cuando pones el precio, estás poniendo precio a la creatividad y eso es algo muy ambiguo” No obstante, si le tuviera que dar un consejo a una niña que quiere ser ilustradora , no duda: “Le diría: nunca dejes de pintar. Es que nunca hay que dejar de pintar, ni de jugar.“

Para acabar con la entrevista, no se me ocurre nada mejor que citar textualmente el final que Ana eligió y que resume perfectamente todo el encuentro: “Que disfrutéis de la vida. No tengo nada más que decir”